Auditoría SEO

Auditar las páginas indexadas

¿Estamos enviando a Google las páginas importantes?

El primer punto debe ser conocer cuántas páginas tenemos indexadas en Google y si estas coinciden con las que nos interesa posicionar. Podemos cruzar información entre las que enviamos en el sitemap y las que realmente ha indexado Google.

Eliminar las páginas de poco valor

Reducir el número de páginas indexadas en importante para que los robots se centren únicamente en aquellas relevantes. Menos páginas, más sencillo optimizar aquellas realmente importante. Aquí explico el proceso para eliminar una web. Ejemplo de las páginas que no nos interesa posicionar son:

Comprobar problemas de indexación

A través de Google Search Console podremos analizar si el buscador está teniendo problemas para indexar nuestra página. Debemos acceder a Índice > cobertura > Válidas para ver en detalle las URLs que son válidas y las que están generando error. Podemos hacer una segunda validación con Screaming Frog en busca de páginas obsoletas, que dan error o bloqueadas.

Solucionar errores de enlazado interno

A través de Google Searh Console, en el mismo apartado que antes Índice > cobertura > Error, podemos consultar aquellas páginas que han generado error al ser visitadas por Google. Es importante descubir y corregir el problema para evitar que se sigan detectado errores. Normalmente estos problemas se origina por un mal enlazado interno o por eliminar páginas sin haber sido migradas correctamente.

Podemos completar este informe con herramientas externas como Broken Link Check.

Verificar la arquitectura del sitio

Un sitio bien estructurado será más sencillo de indexar y procesar por los buscadores además de que facilitará nuestra optimización SEO. Debemos intentar que todas las páginas se enlacen entre sí dentro de niveles jerárquicos lógicos y siguiendo un patrón fácilmente reconocible. El uso de breadcrumbs y sitemap XML facilitará también el trabajo a los robots de búsqueda.

No deberíamos de disponer de ninguna URL a más de tres clics de la página principal (nivel de profundidad).

Verificar si nuestra web es accesible

Comprobar si la web es Mobile-Friendly

Desde comienzos de 2018, Google da prioridad al contenido mobile (Mobile First Indexing) por lo que una acción prioritaria para nuestra auditoría SEO debe ser asegurarnos de que nuestra web es accesible desde cualquier dispositivo mobile.

Es recomendable utilizar Google Mobile Friendly Tool para asegurarnos de que ofrecemos una experiencia correcta en cualquier dispositivo.

Optimiza el tiempo de carga

El tiempo de acceso a una web es crucial tanto para usuarios como para buscadores. A continuación detallo algunos aspectos que podemos optimizar para hacer más rápido el tiempo de carga:

Algunas de las herramientas que podemos utilizar son:

Evitar el contenido duplicado

Nuestra página puede ser accedida de múltiples formas por lo que tenemos que asegurarnos de que únicamente facilitamos el acceso a una de ellas. Por ejemplo, los siguientes accesos podrían mostrar la misma página:

Debemos aplicar una redirección 301 de todas las versiones hacia la que decidamos que será la permitida.

A mayores, podemos consultar el informe de HTML duplicados dentro de Google Search Console para identificar otras páginas internas que estén generando contenido duplicado.

Análisis SEO

Análisis del tráfico orgánico

El siguiente paso será analizar nuestro tráfico orgánico. El objetivo es conocer nuestra situación actual y la evolución seguida hasta este momento. A través de este análisis debemos ser capaces de identificar fortalezas y debilidades que se traduzcan en acciones.

Monitorizar posicionamiento web

El siguiente paso será conocer por qué términos estamos posicionando y cruzar dicha información con el análisis del punto anterior. Así podremos saber qué camino de mejora tenemos por delante y las páginas y términos que debemos trabajar.

Análisis del perfil de enlazado

Disponer de enlaces de calidad es realmente importante para conseguir un buen posicionamiento SEO. Debemos conseguir que nos enlacen páginas de la misma temática, diferentes dominios y con enlaces dentro de contenido. Es importante retirar cualquier enlace tóxico que nos pueda acarrera una penalización. Para revisar el perfil de enlazado podemos utilizar alguna de las siguientes herramientas:

Análisis de competidores

Es importante determinar quiénes son nuestros principales competidores orgánicos y en qué posición se encuentran los competidores reales. Analizar su visibilidad SEO y términos por los que posicionan nos darán una clara imagen de dónde se encuentran respecto a nosotros y cómo de fácil o difícil serán nuestros objetivos.

También podemos conocer qué optimizaciones SEO tienen, desde qué dominiosdel sector han conseguido enlaces y otra información que podríamos replicar en nuestra página.

Contenido y usbilidad

Optimizar el contenido

Ya no se trata de cantidad, sino de calidad. Debemos asegurarnos de que el contenido es de valor para los usuarios y está bien presentado. Doy algunos ejemplos:

Atrapa al usuario

Es extramadamente importante que el tráfico SEO que recibamos en nuestra página encuentre lo que estaba buscando. Métricas como tiempo en el sitio o porcentaje de rebote nos dará información de interés sobre si somos capaces de atrapar al usuario en nuestro sitio o si por el contrario vuelve a Google para visitar a un competidor orgánico.